martes, 6 de mayo de 2014

Meditaciones afectivas


MEDITACIONES AFECTIVAS


Me percaté al instante, lo que sus labios mecían,
era el dolor de la muerte, el espanto del pecado,
era el futuro presente y el presente de un pasado
que intuía por su historia, la soledad del bizarro.

Bizarro corazón el que en mi pecho pululaba,
bailaba al son de la música y a tus manos llegaba,
y ahora que alguien me tiene, cual la araña a su presa,
siento que mi humor se marchita, pensando si no regresas.
Toco la mano del espejo y la veo más frágil que nunca,
será que la flor que nace, muere si el Sol no vislumbra.

Vienen a mí mil miedos, vienen por ti mi vida,
no quiero perder lo que tengo, quiero sentirme viva.
Mas no puedo pensar que estás lejos,
mas no puedo pensar que me olvidas.

Y veo mil cumbres desiertas que contigo se pueblan,
me vuelvo fuerte a tu vera, me vuelvo endeble en tu ausencia,
recorro senderos de lucha sabiendo que al final tu me esperas. 

Olga Ribelles


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada